lunes, 12 de mayo de 2014

Los periodistas, dicen de nosotros...


En este capítulo de nuestros 2@ños ¡agárrense porque lo que viene es fuerte!

Estas son algunas anécdotas de como nos recuerdan algunos queridos periodistas que han transitado con nosotros tantos años de noticias, viajes y vértigo en nuestra industria!

¡¡GRACIAS A CADA UNO por Soportarnos!!

Darío Laufer dice "En 1996 estaba en Internet World y hoy en iEco-Clarín, Information Technology nos recordó que participó de los lanzamientos de "Windows 95 con Bill Gates en Argentina, eventos de Xerox, llegada de Google... Recuerdo notas en 3Com, Silicon Graphics... Lanzamiento de Netware de Novell, los cursos para periodistas en Bariloche y Córdoba..."

Federico Wiemeyer, nos conoció en el 2000 y recuerda desde TN "junto con ustedes fuimos el primer canal de TV Argentino, probablemente latinoamericano, en visitar Google por dentro. Fue en 2007. Cómo olvidarlo!"

Cesar Dergarabedian, que en 2007 estaba por Infosic y hoy en iProfesional
Carlos y sus empleados entienden un gran secreto de las relaciones públicas: establecer relaciones personales que trasciendan al trabajo. Otro secreto: el permanente buen y cordial trato.

Leandro Africano nos conoció en 1997 en Telecomunicaciones y Negocios
"La calidad humana del team supera siempre cualquier de vínculo profesional. Además, siempre ayudan a resolver todos los temas. que , en este mercado, ya es mucho."

Fabian García nos conoce antes que naciera Mazalán Comunicaciones. En esa epoca colaboraba en Compumagazine, Pàgina 12 , Noticias, recuerda una visita increible a Xerox PARC

Claudio Destéfano ya en 1994, mientras militaba en Apertura nos conociò dando los primeros pasos y nos regala "la calidez humana del equipo sobresale por sobre todas las cosas". Gracias Claudio. Miembro Fundador del trabajo en plenas madrugadas del NAP CLUB NAP? Nunca al P...

Malena Roggiano, hoy en América recuerda que Recuerdo muchos eventos de tecnología desde 1997!!

Jorge Crovara dice que en 1995 ya nos tenia en su agenda y nos jdea este recuerdo "Desde ya quiero agradecer a Carlos Mazalán y a todo el equipo presente y a los que pasaron por Mazalán Comunicaciones en estas dos décadas por brindarnos la mejor ayuda en el desarrollo de nuevas tecnologías en la informática y las telecomunicaciones de este siglo y por todas las invitaciones a eventos, seminarios, lanzamientos y festejos, incluyendo Días de Campo; por la excelente atención y predisposición en general, no me queda mas que decir ¡Muchas Gracias! por mimarnos a todos y todas, durante estos 20 años cumplidos y por muchos más, de hacer lo que les gusta."

Fernando Faia dice "Simplemente, agradezco el respeto profesional y la amistad que siempre nos brindaron, a pesar de los cambios obvios de interlocutores a través de los años" y recuerda "Especialmente la llegada de Google a Argentina y, luego también, el lanzamiento de sus oficinas en Puerto Madero, por lo informal y operativas que eran"

Darío Drucaroff sacó este conejo de la galera...
Allá por el 2005 Carlos andaba metido con un cliente en una movida en Estados Unidos, para buscar inversiones. El tema es que, interesado en publicar una nota en CanaAR, le envié por e-mail un listado de preguntas para uno de los voceros y al otro día las respuestas aparecieron publicadas al otro día en otro medio!
A Carlos apenas lo conocía, lo había visto por primera vez en el año 2001, haciendo magia en un almuerzo de SCO y casi no nos habíamos cruzado posteriormente, hasta esta situación.
Naturalmente, le escribí pidiendo explicaciones. Resultó que el cliente, un vocero sin experiencia y poco sentido común se adelantó y envió sus respuestas a otro medio con el que tenía confianza. 

Carlos se disculpó. Sin embargo -probablemente cebado por mis compañeros en aquel momento y hoy amigos Gabriel Suarez y Sebastián Premici- insistí en mayores explicaciones (no se bien a qué apuntaba).
"¿Qué te puedo decir Darío? Si querés dejo de enviarte información", me respondió con seriedad. Comprendí rápidamente que la cuestión no tenía demasiada complejidad, y llegó mi turno de pedir disculpas.
¡Felicitaciones Carlos por estos increíbles 20 años! Gracias por tus consejos y buena onda. ¿Qué estás preparando para estos próximos 20 años?


Y para coronar estos recuerdos, les regalo lo que viene que es casi un cuento firmado por mi querido Epifanio Blanco


Recordaré el viaje del Mago. El Mago entró a mi familia con la naturalidad del amigo que hace tiempo comparte nuestras vidas.  Sos Mago de este viaje que se inició hace veinte años, Carlos Mazalán. Hace 20 años, entonces de abundante pelo negro y aire desenvuelto, Carlos Mazalán entraste a la redacción de El Cronista, en Honduras  5663, barrio de Palermo y comencé a conocerte.


Carlos, estudiante de sistema en la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) traías noticias de la carrera y de Novell, una empresa por entonces muy respetada, más aún: admirada por los todavía contados tequis del escenario de sistemas de la Argentina.


La redacción de El Cronista era un aquelarre de escritorios entre bobinas de la hilandería familiar Eurnekian con hilvanes de TV, radio, diario y la naciente Internet comercial. Donde este cronista editaba Informanía, un suplemento pionero en la información de nuevas tecnologías de la Argentina.


Entonces cuando decís ¿Qué recuerde un viaje..? Pienso ¿Cuál? ¿Acaso el de Novell, en Córdoba? ¿El de Bariloche en que la cara de Mario Tucci aún nos mira con asombro cuando le decimos que Novell pierde todos los trenes y las ventanas de Microsoft terminarán quitándole el mercado medio? 


¿Qué recuerde un viaje? ¿El de la presentación de Acer Aspire y los 19 disquetes del Windows 3.1? Esa presentación que comenzó en Nueva York y siguió vuelo a Palo Alto ¿El de San Francisco al norte, yendo al Napa Valley a disfrutar aquel exquisito vino italoamericano llamado Zinfandel, con Andy y Blanca? 


¿El de San Francisco al sur, yendo a una ronda de mates en ese afamado y bello campus de Stanford entre las estatuas de Rodin? 


¿El de Nueva York celebrando una ronda de mates en mateo por el Central Park? 


¿Que recuerde un viaje? Acaso el de la presentación de El Sitio en Sao Paulo -O site-. Aún conservo la mochila negra que los periodistas recibimos esa noche y la uso a diario, camina conmigo, impertérrita al tiempo. 


¿Que recuerde el viaje de salida a bolsa de El Sitio? En la noche previa me llevabas en tu auto hasta mi departamento en Congreso, ese departamento que con Blanca y nuestras familias debimos dejar precipitadamente, esos días de espanto de 2002. Esa noche te preguntaste en voz alta si debías avisar a Clarín, La Nación, etc., de la importancia de la noticia… Concluiste que sería una irreverencia creer que los editores de esos medios pasarían por alto un episodio de esa espectacularidad. 

¿Un Viaje? Uno muy significativo fue un almuerzo en el por entonces flamante Paseo La Plaza, cuando nos diste el regalo de conocer a Carlos Pallotti y su presentación, herramientas en mano. Carlos Pallotti llegó cargado de herramientas: metro, tenaza, escuadra, pinza, destornilladores… Guardo el pequeño martillo que me tocó en suerte y siempre recuerdo la frase de Pallotti: “es hora de ponerse a trabajar”. Sí, aquel otoño de 2003, los emprendedores movíamos pesadamente nuestros pies entre los andamiajes caídos de los proyectos e iniciativas que habíamos trabajado desde un lustro atrás. Y Carlos dijo: “Es hora de arremangarse y ponerse a trabajar. De poner el hombro…” Y también lo hicimos, claro.


¿Somos sobrevivientes de este viaje? No, celebro haber viajado hasta aquí junto a vos y a tu gente, tan linda, tan alegre en las celebraciones y tan concentrada a la hora de poner el hombro. Esa, tu gente linda con quienes hicimos también esa ceremonia que es mi TOC (Trastorno Obsesivo Compulsivo) y a la vez esencia de cuanto somos los sudamericanos: La Ceremonia del Mate. Ceremonia de la Argentina toda -los de aquí, los porteños del puerto de Buenos Aires- y porteños de cada puerto (los que celebra Portinos) los gaúchos do Brasil; los de Uruguay; los de Paraguay; los de Chile del Sur; los sirios hoy arrasados y los materos del orbe todos; los recientemente recalados en San Francisco también.


¿Un viaje? Fue también durante un encuentro en el Complejo La Plaza donde nos pusiste en contacto con una rubia, muy delgada ella, con su cara de gallega a más no poder y una desenvoltura desenfadada, digna de esa serie de locos lindos que dio Exactas en los 60, 70 y 80. Poco a poco fuimos deslumbrándonos a medida que íbamos conociendo a Alicia Bañuelos. Fue la mujer que admirablemente construyó las bases -acaso las únicas más sólidamente de la educación con base tecnológica argentina- las de una educación que se vale sabiamente de las tecnologías digitales, comenzando por dar un lugar adecuado a los maestros: la provincia de San Luis…


Un recuerdo ¿cual? ¿La Ceremonia del Mate? ¿En Nueva York? ¿En Stanford? ¿En Las Vegas? ¿En Córdoba? ¿En Bariloche? ¿En la Azulada? Ese hogar que tu amigo Carlos abrió a la jauría de 300 periodistas y en la que el Mago hizo de bastonero, de cantante, de maestro de ceremonias, de ilusionista, de armonizador. Sí Carlos Mazalán, tenés bien ganado el cetro de los relacionistas y en cada caso siempre hubo instantes mágicos. Y rescato especialmente uno desde los afectos de quienes no están pero caminan con nosotros: Fede.


Fede era ya todo un hombre pero conservaba la curiosidad del niño inquieto que quiere sí o sí desentrañar la trama oculta. Fede miraba concentrado cada movimiento tuyo, tratando de descubrir el momento en que hacías el truco. Me sonrío, porque el ilusionista era tan rápido que Fede finalmente perdió toda compostura y dio la vuelta para espiarte de costado. 

Fede te vio por muchas noches crear la magia y al fin creyó descubrirte y en el apestilleo de preguntas que seguían a tu acto insistía en eso de: “Lo hiciste así” y luego el querer saber el ¿cómo lo hacés? Pero, un mago que se precie, nunca revela sus secretos y vos siempre cumpliste con las máximas del oficio. La magia fue encantar al auditorio, hacerlo partícipe de la ilusión que creabas. Eso viene sucediendo hace ya dos décadas.  Muchísimas Gracias por esta travesía.



lunes, 5 de mayo de 2014

Mazalán Comunicaciones: Celebrando 20 años y nuevos clientes

Mazalán Comunicaciones, está celebrando sus PRimeros 20 años de vida, y cada mes comparte en su blog.mazalan.com anécdotas y experiencias vividas durante esos años bajo el lema: "Los Medios cambian, pero nuestra escencia No". En ese espacio se ven reflejadas opiniones y recuerdos de acontecimientos vividos por ex empleados, clientes y periodistas. 

Nuevo año, nuevos clientes

Desde hace tres años, Mazalán Comunicaciones no sólo inició una actividad académica en la Universidad Siglo 21 como socios y directores de la Diplomatura en Social Media y Comunicaciones Digitales, sino que en paralelo creó un área que está en pleno desarrollo para dar soporte a sus clientes desde ese espacio digital. Además sus clientes Google y La Rural sumó a artistas como Los Tekis y Jorge Rojas a quienes también brinda servicios de comunicaciones en las redes sociales.

En el año de su vigésimo aniversario también sumó clientes como Pan American Energy para desarrollar su estrategia de comunicación digital y S.A. San Miguel, la citrícola más importante del hemisferio sur, con un ambicioso proyecto de alcance internacional, a TKM Plataforma de medios que reúnen la mayor comunidad de adolescentes de hispanoamérica, Softline Group grupo internacional de software y servicios y la CACE Cámara Argentina de Comercio Electrónico que es un gran impulsor de la industria en el país.


Un caso de Exito: El Banco Itaú usa Cisco

La gente opina en la calle