Ir al contenido principal

Crisis es cuando uno anestesia sus reflejos y se paraliza

Adrian G me envió estas reflexiones de Albert Einstein motivandonos a no bajar los brazos en otro año lleno de complejidades.
Creo que nuestra actitud ha reflejado el significado de estas palabras. Como creo que son muy ciertas las comparto con ustedes.

"No pretendamos que las cosas cambien, si siempre hacemos lo mismo. La crisis es la mejor bendición que puede sucederle a personas y países, porque la crisis trae progresos. La creatividad nace de la angustia como el día nace de la noche oscura. Es en la crisis que nace la inventiva, los descubrimientos y las grandes estrategias. Quien supera la crisis se supera a sí mismo sin quedar 'superado'.

Quien atribuye a la crisis sus fracasos y penurias, violenta su propio talento y respeta más a los problemas que a las soluciones. La verdadera crisis, es la crisis de la incompetencia.. El inconveniente de las personas y los países es la pereza para encontrar las salidas y soluciones. Sin crisis no hay desafíos, sin desafíos la vida es una rutina, una lenta agonía. Sin crisis no hay méritos. Es en la crisis donde aflora lo mejor de cada uno, porque sin crisis todo viento es caricia. Hablar de crisis es promoverla, y callar en la crisis es exaltar el conformismo. En vez de esto, trabajemos duro. Acabemos de una vez con la única crisis amenazadora, que es la tragedia de no querer luchar por superarla."

Comentarios

Entradas populares de este blog

25 años en 25 líneas

25 años son muchos, de alegrías de aprendizajes de cambios, de evolución.

25 años hermosos, donde conocí personas que me formaron amigos que me acompañaron, periodistas que me escucharon, medios que me abrieron puertas, clientes que creyeron en un estilo, colaboradores que hicieron una empresa que amo.



25 años de trabajo, para mi y para cientos de bellas personas, de confianza mutua, de viajes soñados, de dar la vuelta al mundo, y de conocer lo más profundo de mi país.
25 años de empresas, de marcas, de fusiones, de lanzamientos, del D.O.S., a Internet y del software a  I.O.T de la desconexión a estar a un clic.

La Comunicación de las cosas

Mi pasión por comunicar no cede por más que pasen los años. Son más de treinta en el recorrido que inicié con mis estudios de tecnología y de su mano la incursión en el periodismo especializado. Años más fundé una empresa, inicié diplomaturas universitarias y compartí la vida comunicando con un grupo de gente inquieta con la que aprendo cada día. Si hay algo que he aprendido en estas tres décadas es que: lo único constante es el cambio.

Esos cambios hoy, son la parte fundamental en plena evolución de la sociedad del conocimiento. La que en 1950 no tenía redes informáticas y desde principios de siglo conecta a empresas, personas y ahora objetos, gracias al protocolo IP.
Justamente en el tema de los objetos es donde quiero parar un poco. Mirarnos como comunicadores y repensar en lo que hacemos y cómo podemos tomar ventaja de estas tecnologías para aportar más y mejor desde nuestro rol.  En definitiva, esta tecnología que usa sensores para medir, controlar espacios, temperatura, humedad, tr…

Cuando lo único constante es el cambio

Innovar para no quedarse - El camino a la transformación digital
En 30 años unido a la tecnología, 20 de consultor en marketing y comunicaciones, 5 como director de un diplomado en comunicaciones digitales, muchos como docente y conferencista y decenas como observador de la realidad, cada año re-confirmo una de mis frases de cabecera: Lo único constante es el cambio


En un repaso rápido de la evolución tecnológica, venimos de los años ´50 donde no teníamos redes, en el 2000 se conectaron las empresas y empezaron a intercambiar datos que hoy son procesos, en 2010 las personas ya estábamos conectadas y hoy no nos desconectamos. En Argentina más del 74% tenemos acceso a Internet, hay más de un celular por persona y más del 50% tienen un smartphone.

Internet y lo que llamamos la Sociedad del Conocimiento, cambiaron las formas en las que nos comunicamos, que compramos, consumimos medios, cultura, productos. En definitiva cambiaron y cambian en forma permanente las reglas de juego. Lo que sabía…