jueves, 5 de febrero de 2009

Déjà vu en el viejo continente

Durante este enero y como desde hace cuatro años decidí cambiar los 37 grados de Buenos Aires por los -2 del viejo continente, para compartir la Conferencia Anual de Eurocom, - red de consultoras independientes de la que formamos parte desde su inicio y hoy llegá a ser la tercera en el ranking de facturación del Holmes Report-, donde participaron colegas de más de 30 países.

De camino a Munich, sede del encuentro, este año decidí emprender una recorrida para compartir la visión de colegas visitándolos en sus propios cuarteles, lo que me permitió "vivir de adentro" unos días, ejerciendo a pleno mi rol de PR, sólo que esta vez en nombre propio.

Madrid y Londres fueron las ciudades elegidas y pude apreciar de primera mano, lo que en algún tiempo no muy lejano vivimos en el sur, pero sin el aviso previo de tormentas, que a nuestros colegas si le han dado.

En definitiva, la sensación térmica baja no sólo en la calle, pues se siente en la puerta de entrada de las agencias de nuestros colegas europeos, norteamericanos y asiáticos, que si bien cada tanto tienen sus cuestiones internas, nunca antes les sopló tan cerquita.

 

Lo interesante de compartir con ellos, es que si bien puede que estén algo nerviosos y con dolores estomacales, la cuestión se toma con una visión de negocio, más que familiar, como algún colega latinoamericano mencionó. "Estos son los pasos", "Esta es la ecuación del éxito que tenemos que seguir", "Estos son los procesos y estándares que debemos sostener", afirmaron en varias oportunidades los responsables de cada empresa, donde varias tienen operaciones en distintos paises.

 

Y desde quien vivió la crisis local, no hubo otra reacción que aplaudir el enfoque tratando de aportar algunos miligramos extras a los postulados de los colegas.

 

Algunos síntomas que se están comenzando a sentir son los pagos dilatados de los clientes, algunos ajustes presupuestarios, menos prospectos en la puerta, una probable disminución de personal y una notoria baja en los staff periodísticos de los medios.

 

Sin embargo y más allá de cualquier preocupación, algunas postales que me traje, son las los colegas ingleses, quienes están certificando normas de calidad como CMS, que  se vuelve crítico y obligatorio en su territorio, hasta ver como hay colegas que extienden sus fronteras de PR Agency a Consultoras de Comunicación, ampliando su oferta de servicios, y otros se siguen focalizando y especializándose en el terreno de las relaciones con la prensa debido a los centenares de competidores que los obligan a súper especializarse para competir con calidad extrema. También cabe mencionar a los españoles, mostrándo su compromiso "verde" al montar sus paneles solares en las terrazas o dispositivos energéticos de biomasa, para calefaccionar sus ambientes y la increible sensación de vivir en el mismo territorio con los colegas de Ucrania y su región, donde aunque no haya punto cultural de contacto, parecieramos calcados de la misma foto cuando se comparten algunas prácticas en los países de su región.

 

Sentí que estaba viviendo algo que ya había experimentado y desee profundamente que no fuera contagioso. Por ahí, alguno dijo que esta era una tremenda oportunidad para Latinoamérica (y no fui yo), porque era el territorio donde más crecimiento se estaba mostrando. Por eso preferí terminar con una sonrisa y pasar del Déjà vu a volver a casa, o lo que es lo mismo calificar como mi "Back to the future".

 

Carlos Mazalán

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Un caso de Exito: El Banco Itaú usa Cisco

La gente opina en la calle